El Mercat Colón siempre ha sido un punto encuentro para todos los valencianos, un espacio donde puedes disfrutar de una velada en sus bares y restaurantes, comprar productos de calidad en los mercaderes o simplemente atravesarlo para contemplar su belleza. Y a partir de ahora, podemos también disfrutar de la restauración de la vidriera, que el pasado viernes 4 a las 12.00h la vicealcaldesa de Valencia Sandra Gómez dio por inaugurada después de meses de trabajo.

Un mercado que se convierte en un lugar neurálgico de la ciudad de Valencia. Y aún más por las fechas navideñas. Por ello, el Mercat Colón se engalana para recibir a sus visitantes, tanto de la ciudad como de otras partes del mundo, pues la propia estructura del edificio hace que sea un lugar acogedor que invita a vivirlo.

El pasado viernes a las 19.00h, tuvo lugar su esperado encendido, los encargados de dar paso al encendido fueron el gerente de AUMSA Jose Antonio Martinez y el presidente de los comerciantes Steve Anderson, junto con Isabel Martín, responsable de eventos de Mercat Colón, los operadores y mercaderes del mercado. Guardando siempre todas las medidas de prevención del Covid-19.

Los encargados de engalanar el mercado por Navidad por cuarto año consecutivo ha sido el estudio de arquitectura interior SINMAS fundado por Sigfrido Serra y Mateo Climent.

Este año ha sido un año muy especial y distinto, como distintas y especiales serán las Navidades 2020. En el Mercat Colón, han querido significar ésta singularidad con una propuesta decorativa inspirada en el camino que recorrieron los Reyes Magos, hasta el portal de Belén.

La estrella, los Reyes, el Niño, el Cielo, la naturaleza…, están presentes en los distintos elementos que configuran la ambientación del Mercado en este año que está a punto de concluir.

La estrella, principal protagonista, que guió a los Reyes, y sigue marcando para todos un destino de esperanza.

El árbol, que enraizado en la tierra nos remite al cielo, con adornos blancos y dorados como los palacios de los magos, rematados con brillantes cúpulas, que emiten sus destellos en los vastos desiertos orientales.

El Portal con el Niño, arropado con una marea de estrellas doradas, que significan como en los iconos bizantinos su divinidad, y lo convierte en el protagonista y centro de esta ambientación

La fuente con el Reno, con el agua y su alegre discurrir, que nos hace presente la vida y su imparable y alegre fluir.

Las columnas repletas de luces, que como las estrellas del cielo, nos hacen presente la inmensidad del espacio, y el lugar en que noche tras noche, las generaciones han fijado su mirada en busca de respuestas, y resolución a enigmas.

Las Navidades, nos traen noches mágicas: Nochebuena, Fin de año, Reyes, … que por distintos motivos no nos dejan indiferentes… El Mercat Colón, quiere facilitar la magia de esas noches a todos sus clientes y visitantes, y así esta decoración lo permite, nos daremos por satisfechos.