Taller gratuito, plazas limitadas, imprescindible inscripción en eventos@mercadocolon.es.

La salud o la enfermedad es lo que viene después de comer sano o insano. Pero aquí no vamos a hablar del después sino del antes. Qué nos mueve a comer? La ética o la estética? Porqué comemos cómo comemos?

Ética y estética como motores de nuestra alimentación.

Alimentación distinto de nutrición. La alimentación es el acto libre de elección mientras que la nutrición sucede en nuestras células de forma involuntaria.

Se podría hablar de 2 tipos de estética en alimentación? la comercial y la culinaria. La comercial (el envase, el anuncio) induce al consumo, la reacción es comprar y el placer es más físico, mientras que la culinaria (la alta cocina, la cocina creativa) induce al disfrute con los 5 sentidos más el bienestar espiritual, la reacción es el disfrute y la permanencia en el recuerdo.

Conceptos que defenderemos desde la ética: la estacionalidad, la territorialidad, el prestigio de las desprestigiadas legumbres, las recetas tradicionales y ancestrales, la biodiversidad, la cocina en casa, la comida en familia, el potencial socializador de la comida, la virtud de la templanza, la conversación y la negociación en la mesa, los tiempos, la agroecología, la sostenibilidad, el valor educativo de la alimentación, la vinculación con las religiones…

Conceptos que defenderemos desde la estética comercial: la imagen de los alimentos, los envases, el marketing nutricional y el marketing científico, los anuncios y la publicidad, la globalización de la dieta, los súperalimentos, la preferencia por los alimentos de origen animal y los alimentos selectos, el nutricionismo, las dietas de los famosos, las dietas milagro, los alimentos enriquecidos, los suplementos dietéticos, la nutrición deportiva, el culto al cuerpo, la obsesión por lo saludable…

Conceptos que defenderemos desde la estética culinaria: la alta cocina, la cocina creativa, la cocina de autor, la revalorización del producto, el disfrute, la imaginación, el rigor, la madurez, la frescura, la sensibilidad, las emociones, la curiosidad, el cine gastronómico y la literatura gastronómica…